martes, 21 de agosto de 2012

CUALQUIER TIEMPO PASADO FUE MEJOR


  “Cualquier tiempo pasado fue mejor”, “antes la vida era diferente”, “en mis tiempos estas cosas no pasaban”...curiosamente son frases pronunciadas en los labios de personas de diferentes generaciones que una tras otra (independientemente de las circunstancias de cada época) hacen de estas frases un estilo de vida, donde lo nuevo, el cambio, la construcción de su propia historia, se anclan en el recuerdo, rememorando situaciones, experiencias vividas, sentimientos que incluso no se corresponden totalmente con la realidad, están idealizados..No pasar las páginas del libro de la vida y aferrarse al pasado de forma tal que vivir sea en una realidad paralela, la de ese pasado, la de esos fantasmas que ya no existen. El crecimiento físico implica cambios, transformaciones y el querer vestirnos con la misma ropa que cuando éramos pequeños no nos sirve, al igual que el madurar psíquico y pretender ajustarnos a la realidad psíquica de antaño. De esta forma lo único que produciremos es una vida que no esté hecha a nuestra medida, ni a la medida de las circunstancias. Un traje con el cual nos sentiremos en discordancia con el entorno, incómodos y llenos de estrecheces. Lo nuevo, lo diferente, es a veces visto como una agresión, que en realidad se traduce a una intolerancia al propio crecimiento, a lo que hemos de modificar de nososotros mismos y de nuestro entorno para poder llevar ese traje a la medida de nuestros deseos, porque a veces, llevar un traje de alta costura, si no estamos preparados, puede llegar a asustar, a sentirnos inquilinos de nuestro propio cuerpo.

Laura López, psicóloga-psicoanalista
610 865 355

No hay comentarios:

Publicar un comentario