martes, 31 de diciembre de 2013

¿SABES DE DÓNDE VIENE EL SENTIMIENTO DE CULPA?


   En los primeros años de la vida, el sujeto tiene que llevar a cabo renuncias pulsionales por el temor a perder el amor y la protección de la autoridad externa. La angustia se presenta ahí ante esa figura. Es en esa resolución del complejo de Edipo, ese pasaje donde esas renuncias pulsionales están presentes, que se interioriza la autoridad y se instaura el superyó. Ahora es cuando la angustia se presentará frente a esa conciencia moral, que es como si dijéramos, el sentimiento de culpa. Por eso, el sentimiento de culpa es estructural. Todos tenemos los mismo deseos, nos diferenciamos a la hora de renunciar a ellos.
Laura López psicóloga-psicoanalista
Telf 610865355          
www.psicoanalistaenmalaga.com

domingo, 29 de diciembre de 2013

¿SABÍAS QUE LA JUSTICIA SOCIAL ES DERIVADA DE LA ENVIDIA PRIMITIVA?


La justicia social significa que nos rehusamos a nosotros mismos muchas cosas para que también los demás tengan que renunciar a ellas, o, lo que es lo mismo, no puedan reclamarlas. Esta reivindicación de igualdad es la raíz de la conciencia social y del sentimiento del deber y se revela también de un modo totalmente inesperado en la “angustia de infectar” de los sifílicos, angustia a cuya inteligencia nos ha llevado el psicoanálisis, mostrándonos que corresponde a la violenta lucha de estos desdichados contra su deseo inconsciente de comunicar a los demás su enfermedad, pues ¿por qué han de padecer ellos solos la temible infección que tantos goces les prohíbe, mientras que otros se hallan sanos y participan de todos los placeres?.
También la bella anécdota del juicio de Salomón encierra igual nódulo. “Puesto que mi hijo me ha sido arrebatado por la muerte-piensa una de la mujeres -,¿por qué ha de conservar ésa el suyo?” Este deseo basta al rey para conocer a la mujer que ha perdido a su hijo.
Así, pues, el sentimiento social reposa en la transformación de un sentimiento primitivamente hostil en un enlace positivo de la naturaleza de una identificación. "Sigmund Freud


Laura López psicóloga-psicoanalista
Tel 610865355
www.psicoanalistaenmalaga.com






sábado, 28 de diciembre de 2013

¿TENEMOS DISPOSICIÓN AL ODIO Y CIERTA AGRESIVIDAD CON LOS DEMÁS?


 
Era invierno y los puercoespines, aislados cada uno en su rincón, tenían frío. Transcurrieron unos días, hasta que se les ocurrió que una buena forma de calentarse, sería apretarse unos contra otros. Al acercarse, sintieron un agudo dolor, por las heridas que se producían unos a otros con sus púas, y volvieron a alejarse. Al poco tiempo, el frío se tornó insoportable, y volvieron a buscar el calor de los cuerpos amigos. Los pinchazos, les recordaron, que, tratándose de puercoespines, el exceso de cercanía era peligroso. Decididos, sin embargo, a no dejarse vencer en su lucha contra el frío, se alejaron y se acercaron varias veces, hasta que alcanzaron una distancia óptima, que les permitió estar calentitos, pero sin lastimarse.


“Conforme al testimonio del psicoanálisis, casi todas las relaciones afectivas íntimas de alguna duración entre dos personas – el matrimonio, la amistad, el amor paterno y filial – dejan un depósito de sentimientos hostiles, que precisa, para escapar de la percepción, del proceso de la represión. Este fenómeno se nos muestra más claramente cuando vemos a dos asociados pelearse de continuo o al subordinado murmurar sin cesar contra su superior. El mismo hecho se produce cuando los hombres se reúnen para formar conjuntos más amplios. Siempre que dos familias se unen por un matrimonio, cada una de ellas se considera mejor y más distinguida que la otra. Dos ciudades vecinas serán siempre rivales, y el más insignificante cantón mirará con desprecio a los cantones limítrofes. Los grupos étnicos afines se repelen recíprocamente; el alemán del Sur no puede aguantar al del Norte; el inglés habla despectivamente del escocés y el español desprecia al portugués. La aversión se hace más difícil de dominar cuanto mayores son las diferencias y, de este modo, hemos cesado ya de extrañar la que los galos experimentan por los germanos, los arios por los semitas y los blancos por los hombres de color.
Cuando la ambivalencia se dirige contra personas amadas, decimos que se trata de una ambivalencia afectiva, y nos explicamos el caso, probablemente de un modo demasiado racionalista, por los numerosos pretextos que las relaciones muy íntimas ofrecen para el nacimiento de conflictos de intereses. En los sentimientos de repulsión y de aversión que surgen sin disfraz alguno contra personas extrañas, con las cuales nos hallamos en contacto, podemos ver la expresión de un narcisismo que tiende a afirmarse y se conduce como si la menor desviación de sus propiedades y particularidades individuales implicase una crítica de las mismas y una invitación a modificarlas. Lo que no sabemos es por qué se enlaza tan grande sensibilidad a estos detalles de la diferenciación. En cambio, es innegable que esta conducta de los hombres revela una disposición al odio y una agresividad, a las cuales podemos atribuir un carácter elemental.” Sigmund Freud
Laura López psicóloga-psicoanalista
Telf 610865355
www.psicoanalistaenmalaga.com


martes, 24 de diciembre de 2013

¿AÚN SIGUES PENSANDO EN LA LOCURA?


   Antes de que Freud revolucionara el pensamiento había un pensamiento físico en esa época, que guiaba la mirada de los médicos hacia el cuerpo. Se veían las enfermedades mentales como físicas. Por eso hacia las enfermas histéricas había un rechazo moral, creían que simulaban los síntomas o que incluso trataban de seducirlos. La coherencia, la conciencia, la noción de yo ligado a la voluntad, hacían un mundo de sombras donde Sigmund Freud rompió con ello, escuchando al paciente en su verdadera dimensión con la producción del concepto de inconsciente: hay un saber no sabido en nosotros y los síntomas, al igual que los sueños, tienen un sentido después de ser interpretados. Lo que no se entendía se llamaba locura, incluso hasta en nuestros días.
Laura López psicóloga-psicoanalista
Telf.: 610865355           
www.psicoanalistaenmalaga.com