jueves, 2 de enero de 2014

¿SABES POR QUÉ PENSAR MAL Y ACTUAR MAL NO SON DIFERENTES PARA LA MORAL?


    El superyó (esa autoridad que es la conciencia moral) está en relación con el Ello, lo cual quiere decir que tiene acceso a los deseos prohibidos del sujeto. Entonces pensar mal o actuar mal supone lo mismo para él, ya que el deseo inconsciente es indestructible. Cuanto más santo es el individuo, más exigencias y sacrificios le reclamará el superyó. Si no quisiéramos ser tan buenos, seríamos mejores.

Laura López psicóloga-psicoanalista
Telf 610865355
www.psicoanalistaenmalaga.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario