jueves, 13 de febrero de 2014

¿SABES CUÁL ES LA DIFERENCIA ENTRE REFLEXIONAR Y OBSERVAR TUS PROCESOS PSÍQUICOS?¿CÓMO DEBO HABLAR CUANDO ESTOY EN UNA SESIÓN DE PSICOANÁLISIS? ¿QUÉ DIGO?


    En la reflexión entra en juego una acción psíquica que en la autoobservación. El hombre que reflexiona está en tensión, y el que se autoobserva sereno. El que está sumido en la reflexión ejercita una crítica a consecuencia de la cual rechaza una parte de las ocurrencias emergentes después de percibirlas, interrumpe otras en el acto, negándose a seguir los caminos que abren a su pensamiento, y reprime otras antes que hayan llegado a la percepción, no dejándolas devenir conscientes. En cambio , el autoobservador no tiene que realizar más esfuerzo que el de reprimir la crítica, y si lo consigue acudirá a su conciencia infinidad de ocurrencias que de otro modo hubieran permanecido inaprehensibles. Con ayuda de estos nuevos materiales, conseguidos por su autopercepción se nos hace posible llevar a cabo la interpretación de las ideas patológicas y de los productos oníricos. Sigmund Freud

Laura López psicóloga-psicoanalista
Telf 610865355
www.psicoanalistaenmalaga.com