sábado, 22 de marzo de 2014

¿PERO SI LOS SÍNTOMAS SON RESULTADO DE UNA ESPECIE DE IGNORANCIA DE LOS PROCESOS PSÍQUICOS QUE DEBÍAN SER CONOCIDOS POR LA PERSONA POR QUÉ NO SE LE COMUNICA Y YA DESAPARECEN?


No, no os equivoquéis, eso es como pensar desde la teoría socrática según la cual el vicio es un efecto de la ignorancia. Un enfermo no tiene conciencia de sus procesos psíquicos, cierto, y parece sencillo el comunicárselos e incluso preguntarle a los familiares acerca de sucesos vividos que pudieran aclarar y que él o ella no recuerda. Supuestamente podría alcanzarse en poco tiempo y con un mínimo esfuerzo el resultado que interesa. Pero los sucesos vividos no son tales sino que una cosa es la realidad material y otra la realidad psíquica, lo que cada persona dice de lo vivido o incluso puede ser fantaseado. El conocimiento del sentido de sus síntomas debe hallarse basado en una transformación interna del enfermo porque cuando el psicoanalista comunica sus descubrimientos no obtiene resultado positivo ninguno, no se suprimen los síntomas, sino que se inicia el análisis. El paciente niega y contradice. Lo pensaremos así: el paciente ha generado una enfermedad, una sintomatología para no saber de eso que está en conflicto, entonces habrá una resistencia fuerte a que ese saber no sabido se traduzca, por eso es que el sujeto en análisis se transforma, va derribando sus resistencias, y no necesita ya de la enfermedad para hablar. La curación es una consecuencia del análisis.

Laura López psicóloga-psicoanalista
Telf.: 610865355                               
www.psicoanalistaenmalaga.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario