lunes, 30 de junio de 2014

HAY PERSONAS QUE NO SE QUIEREN CURAR...




   Escupen su odio hacia fuera, claman ayuda a gritos, la exigen, insultan bajo la palabra caridad, pero cuando le ofreces el salvavidas, un momento para el diálogo, para los pactos, para el acuerdo, todo cambia, producto del gran desconocimiento de los procesos mentales. Una relación terapeútica ha de estar regulada de alguna manera, ha de ser en un marco concreto, de una forma determinada, si no se convierte en una relación “loca” abierta al capricho y a la falta de rigor y de ciencia. Igual que un cirujano no puede ir operando a la gente por la calle, de cualquier forma porque incluso puede llegar a ocasionarle más daño, el psicoanalista, como experto en las relaciones, tampoco. Puede convertirse en una agresión. Hacer lo que uno quiere es precisamente lo que provoca que la enfermedad sea su tarjeta de visita. Pedir cita y concretar los honorarios es el primer paso para la construcción de la salud pero hay una parte de usted que dice que sí y la otra parte que no, y por eso da lugar a malentendidos, intransigencias... La enfermedad es un medio para no aceptar ciertas cosas que nos pasan en nuestro vivir, es una muy mala solución, pero existe, aunque parezca tan paradójico. Digamos que también se obtienen unos beneficios secundarios y la enfermedad se convierte en “para alguien”, donde es más fácil culpar a la familia, a los padres, al exnovio, a la exnovia, al marido, a la mujer, a la vida que tuve... No importa nada de eso, la realidad es lo que yo diga de ella, es la siguiente frase que pronuncie porque con ella puedo rasgar el horizonte y cubrir de luz a otras personas que como yo, también quieren vivir y construir la mejor versión de cada uno. Hay gente que también te necesita. Tú eliges.

Laura López psicóloga-psicoanalista
Telf: 610865355
wwww.psicoanalistaenmalaga.com

viernes, 20 de junio de 2014

"CONSEJOS" A LA PAREJA





A vosotros, pareja que acudís en busca de ayuda, tal vez por una crisis o por una situación que persiste a lo largo de los años o la intención de que las cosas vayan bien. Hay deseos que controlan, que sobredeterminan vuestra relación, que son más grandes que vuestra conciencia, que lo que decís que queréis, que necesitáis. Se disfrazan en lo cotidiano, en tonterías, en apatía, en discusiones, en infidelidad, en celos… Insistís en consejos, en posturas, en apuntar ejercicios absurdos que ya cayeron en los libros de autoayuda, en los consejos familiares, en los amigos, en el doctor amor de turno…NO, esto es para evitar trabajar esa parte vuestra tan desconocida que os sorprenderá, os hará poner en palabras cuestiones que desconocíais pero que tanto tienen que ver con vuestra manera de amar. Sí, es de los dos, es algo que ambos generáis y que a la vez desconocéis. Os propongo desplegar ese saber no sabido que hay en vosotros, abandonaros a hablar, a producir vuestro inconsciente… ya veremos, en los lapsus, en los sueños, en los silencios, en cómo se desarrolla la transferencia, vuestra manera de amar y de desear. Si os enfadáis, si exigís al otro, si no entendéis qué ocurre… eso es precisamente lo que os pasa en vuestra pareja.
Es abandonarte a lo nuevo, a crear, a ser otro de ti que no estaba, porque el ahora, que no es ni tiempo del reloj, no te funciona, a reconocer tus deseos, que a veces no se corresponden con tu moral. Dices llevar años de la misma manera, y ahora te resistes a cambiarla, hay algo en ti que pulsa hacia esa dirección y te ayudaré a transformarlo. La pareja es una construcción y nada sabemos hasta que no comencéis la andadura de hablar. Hay pactos inconscientes que ni con el mar, sólo con un psicoanalista que os escuche en toda vuestra dimensión de humanos. Complejos, sí, no podemos simplificarnos a frases hechas, ejercicios mecánicos de cómo amar, a buenas intenciones…no es de ese orden. Estar obsesionados con el resultado implica una lectura de ello: no querer trabajar, transformarse, desplegar todos esos miedos e inhibiciones, abandonan a la menor complejidad. Pero la vida es una, los años pasan y quieres amar de la misma manera, o culpar al otro o lo que es peor, no transformarte. Permanecer siempre igual a sí mismo es un imposible, enferma. Por ello disfruta del aprendizaje del amor, de permitirte frases diferentes, poesía pura que empuja las fantasías, produce un estallido para que no se hagan carne en los síntomas y permitan dibujar un amor en infinitivo, con o sin tu partener. Sólo después de la interpretación sabremos.
Laura López psicóloga-psicoanalista
                                                                                                            Tel 610 865 355
www.psicoanalistaenmalaga.com

lunes, 9 de junio de 2014

ESCRIBIR...¿UN PLACER?

 ¿En que estoy trabajando, que estoy escribiendo en este momento?
Escribo poesía ,ensayos literarios, así como artículos con una mirada psicoanalítica.

¿En que se diferencia mi forma de escribir de otras de su género?
Mi forma de escribir se diferencia en que estoy atravesada por el pensamiento psicoanalítico, es decir, hay en todos un saber no sabido, incluyo el concepto de inconsciente. Uno para ser escritor ha de abandonar la moral, los prejuicios, las inhibiciones la vergüenza, el miedo...dejarse penetrar por la creación, por el lenguaje, ser su instrumento. Todo acto de creación es algo inconsciente, donde la puerta de la razón ha de estar´cerrada,si no, no hay libertad en la combinación de las palabras. Lo escrito ha de sorprenderte, conmoverte.

¿Por qué escribo lo que escribo?
Forma parte de mi formación, la escucha de un psicoanalista ha de ser poética y esta frase del doctor Menassa le da el sentido: si existe el poema existe la vida. Sin cultura, sin arte, sin escritura, sin poesía...no habría goce, que es aquello que no sirve para nada pero que le da sentido a mi vida.

¿Cuál es el proceso que sigo al escribir?
Para escribir hay que leer a los grandes autores, a los grandes poetas. Un poeta es un trabajador, donde hay una transformación de la materia prima. Papel, tiempo, lectura de otros autores y comenzar. Picasso decía que la inspiración me llegue trabajando y de hecho ya Freud dejó latente en sus escritos que la posibilidad es humana, cuando muera el último hombre,morirá el último poeta, en el sentido que hay un inhibición de aquel que no escribe. El niño juega y el adulto fantasea, y además, Freud ya intuyó magistralmente que el poeta en lugar de quedarse en la fantasía como el neurótico, escribe. Es el proceso de sublimación, transformar esa líbido,esa energía sexual infantil reprimida, en un acto de creación, dar lo que no se tiene a quien no es.


Agradezco a José Manuel Cruz Barragan la oportunidad de pensar y escribir acerca del maravilloso proceso de la escritura. Os dejo un enlace de su blog:
http://elespectadorimpertinente.blogspot.com.es/2014/06/blog-hop-conexion-reflexion-renovacion.html

                                                                                                                     Laura López psicóloga-psicoanalista
                                                                                                                              Telf.: 610 865 355   
                                                                                                                                                               www.psicoanalistaenmalaga.com