lunes, 30 de junio de 2014

HAY PERSONAS QUE NO SE QUIEREN CURAR...




   Escupen su odio hacia fuera, claman ayuda a gritos, la exigen, insultan bajo la palabra caridad, pero cuando le ofreces el salvavidas, un momento para el diálogo, para los pactos, para el acuerdo, todo cambia, producto del gran desconocimiento de los procesos mentales. Una relación terapeútica ha de estar regulada de alguna manera, ha de ser en un marco concreto, de una forma determinada, si no se convierte en una relación “loca” abierta al capricho y a la falta de rigor y de ciencia. Igual que un cirujano no puede ir operando a la gente por la calle, de cualquier forma porque incluso puede llegar a ocasionarle más daño, el psicoanalista, como experto en las relaciones, tampoco. Puede convertirse en una agresión. Hacer lo que uno quiere es precisamente lo que provoca que la enfermedad sea su tarjeta de visita. Pedir cita y concretar los honorarios es el primer paso para la construcción de la salud pero hay una parte de usted que dice que sí y la otra parte que no, y por eso da lugar a malentendidos, intransigencias... La enfermedad es un medio para no aceptar ciertas cosas que nos pasan en nuestro vivir, es una muy mala solución, pero existe, aunque parezca tan paradójico. Digamos que también se obtienen unos beneficios secundarios y la enfermedad se convierte en “para alguien”, donde es más fácil culpar a la familia, a los padres, al exnovio, a la exnovia, al marido, a la mujer, a la vida que tuve... No importa nada de eso, la realidad es lo que yo diga de ella, es la siguiente frase que pronuncie porque con ella puedo rasgar el horizonte y cubrir de luz a otras personas que como yo, también quieren vivir y construir la mejor versión de cada uno. Hay gente que también te necesita. Tú eliges.

Laura López psicóloga-psicoanalista
Telf: 610865355
wwww.psicoanalistaenmalaga.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario