jueves, 27 de diciembre de 2018

SUPERVISIONES A PROFESIONALES




    Nuestra mirada, nuestros sentidos, nuestra conciencia...están sesgados, sólo percibimos lo que nuestra moral nos permite. Aquello que podemos “ver”, “interpretar”, está sobredeterminado por nuestra manera de pensar, de posicionarnos ante nuestra realidad psíquica, porque en todos nosotros anida lo inconsciente. Hay palabras que no podemos pronunciar, elementos de una escena que no vemos, frases que no escuchamos, personas que ni siquiera vemos, formas de interpretar la realidad que tienen que ver más con nosotros mismos, ya que el otro nos hace de espejo, o se “activa” una “tecla” emocional que produce, por asociación, en nosotros afectos, inhibiciones o esa ceguera emocional.

    Si adquirimos esa inteligencia inconsciente, posible a través del psicoanálisis, podremos hacer una lectura y una transformación tanto de nosotros mismos como de lo que nos rodea (trabajo, relaciones...). Al igual que cuando vemos que el Sol sale por este y se oculta por el oeste podríamos llegar a creer que es el Sol el que gira alrededor de la Tierra (ha formado parte del pensamiento humano durante siglos), y tuvo que producirse una teoría para quitarnos la venda de los ojos y dejar de fiarnos de nuestros sentidos, pues es la Tierra que gira alrededor del Sol. Con lo psíquico pasa lo mismo. El Psicoanálisis nos trae la Teoría del Inconsciente, desvelando el secreto de la mente humana y de nuestros mecanismos psíquicos.

     Está lo manifiesto, lo que queda en la superficie y podemos percibir, y lo latente, lo “verdadero”, el “anudamiento de la cuestión”, lo que produce esa realidad en nosotros, y no otra. Somos un sujeto dividido, con consciente e inconsciente y el psicoanálisis es una herramienta fundamental para el desarrollo de cualquier profesional para producir un nuevo estado de salud, no verse afectado por situaciones cotidianas (nada de lo humano nos es ajeno), poder separarse de uno mismo y hacer una lectura e intervención adecuadas en el desarrollo laboral, desarrollar el máximo potencial, supervisar ciertas cuestiones que le ayuden a resolver sus dudas, su posicionamiento ante la realidad.

     Cualquier profesión puede recibir supervisión tanto si formas parte de la rama de Psicología, Medicina, Sanitaria, Docencia, Justicia, Ingeniería, Policía, Bomberos, artistas, actores/actrices... como cualquier otra profesión. Desarrolla y produce ese otro u otra de ti para vivir mejor en el futuro.
Deja la ceguera y descubre otra luz.    

Supervisiones tanto individuales como grupales. Llama e infórmate.



Laura López, Psicoanalista Grupo Cero
Telf.: 610 86 53 55               
www.lauralopezgarcia.com        

miércoles, 19 de diciembre de 2018

LA EDUCACIÓN Y EL AMBIENTE NO SE LIMITAN A OFRECER PRIMAS DE AMOR


La educación y el ambiente no se limitan a ofrecer primas de amor, sino también recompensas y castigos. Pueden hacer, por tanto, que el individuo sometido a su influjo se resuelva a obrar bien, en el sentido cultural, sin que se haya cumplido en él un ennoblecimiento de los instintos, una mutación de las tendencias egoístas en tendencias sociales. El resultado será, en conjunto, el mismo; sólo en circunstancias especiales se hará patente que el uno obra siempre bien porque sus inclinaciones instintivas se lo imponen, mientras que el otro sólo es bueno porque tal conducta cultural provoca ventajas a sus propósitos egoístas, y sólo en tanto se las procura y en la medida en que se las procura. Pero nosotros, con nuestro conocimiento superficial del individuo, no poseeremos medio alguno de distinguir entre ambos casos,y nuestro optimismo nos inducirá seguramente a exagerar sin medida el número de los hombres transformados en un sentido cultural.

Sigmund Freud




Laura López, Psicoanalista Grupo Cero 
Telf.: 610 86 53 55              
www.lauralopezgarcia.com