jueves, 15 de enero de 2015

PREGUNTA: SI PUDIERA DAR UN SOLO CONSEJO A ALGUIEN PARA QUE TENGA UNA VIDA MÁS RELAJADA Y SIN ESTRÉS ¿CUÁL SERÍA TU RESPUESTA Y POR QUÉ TE PARECE TAN IMPORTANTE TU CONSEJO?


    Para tener una VIDA MÁS RELAJADA Y SIN ESTRÉS, más allá de aplicar una serie de técnicas o consejos generales como “relájate”, “tómate las cosas de otra manera”, “problemas tenemos todos, eso no es nada”, “es cosa de nervios”, “trabaje menos”...Yo le diría que SE CONOZCA A SÍ MISMO, y eso quiere decir una escucha o una lectura a lo que acontece en nosotros y en nuestras relaciones con el mundo. 
    Nada es lo que parece, siempre lo que nos pasa no es lo que es, si no bastarían unos consejillos o unas lecturas. Somos muy complejos, hay una parte desconocida en nosotros, la inconsciente que “dicta” nuestra manera de relacionarnos con nosotros mismos y con nuestro entorno. Mis deseos verdaderos, los inconscientes, son los que se reflejan en cómo actúo, cómo se va conformando mi realidad, no en lo que yo digo que pienso.
   ¿Cómo reacciono ante los cambios, ante lo nuevo, ante el trabajo, ante las relaciones con mis compañeros, ante los problemas de la vida? ¿Los veo como un obstáculo o como un fin? ¿Pienso más que hago y eso me lleva a producirme un estado de ansiedad? Dependiendo de mi estructura psíquica que no es otra cosa que el posicionamiento ante la realidad (hay personas que se posicionan de una manera más obsesiva, otras más fóbica, otras más melancólica...) respondo de una manera o de otra. Los mecanismos son iguales para todos, tanto para los sanos como los enfermos. Un trastorno es la exageración de un mecanismo normal. Un síntoma es una solución a un conflicto, es un deseo satisfactorio sustitutivo. Lo que para nuestra parte consciente puede llegar a ser sufriente, para nuestro inconsciente es como un deseo realizado. Si no conozco de mis procesos inconscientes (actos fallidos, lapsus, síntomas, sueños, olvidos...) permanezco ciego a eso que llamo “estrés” o “vida relajada”. ¿Para qué utilizo eso que digo que es estrés? ¿qué consecuencias hay en mi vida? ¿Tal vez “tapa” otras cuestiones que no puedo ponerlas en palabras y a través de ciertos trastornos “habla” mi cuerpo? Sin psicoanálisis caemos en frases ideológicas que perpetúan más nuestro estado. El futuro se puede cambiar si cambiamos nuestros deseos inconscientes sobre el mismo.
   También me gustaría hacer una reflexión: el ser humano desea deseos, su líbido está en continuo movimiento, sublimar es poner esa energía en las relaciones con los otros, lo social, la cultura, el arte,el trabajo...un hombre sano es aquel que es capaz de amar y trabajar. ¿Hasta dónde llega esa “tranquilidad”? La tranquilidad, a veces puede ser terrible, no hay que calmar el hambre nunca. ¿Dónde tengo puesta esa energía que podría utilizar para tantas cosas que me hacen sentir vivo? A veces, está puesta en la enfermedad.

   Mi consejo es tan importante porque el psicoanálisis te quita la venda de los ojos. No somos dueños y señores de nuestra propia casa y como los sueños, los síntomas tienen un sentido, tienen un significado pero no se rigen por las leyes de la lógica consciente, de la razón, sino por las leyes del inconsciente. Ya sabemos de los mecanismos psíquicos que yacen en el ser humano. Aquello que no comprendemos, el psicoanálisis nos puede ayudar.

Laura López psicóloga-psicoanalista
Telf.: 610 86 53 55

www.psicoanalistaenmalaga.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario